В«SwingersВ», trueque sobre parejas y sexo falto aprieto

В«SwingersВ», trueque sobre parejas y sexo falto aprieto

В«SwingersВ», trueque sobre parejas y sexo falto aprieto

Doce sobre la noche en un barrio seГ±orial de Madrid. Ana Se Muestra por la puerta de un local que se camufla entre la normalidad sobre la avenida. La acompaГ±a su marido: Roberto, que le da las llaves al aparcacoches y entra con la novia. Al atravesar una cortina roja se abre un mundo nuevo: secreto y no ha transpirado distinta al de el exterior.

dating shows usa

Ana desplazГЎndolo hacia el pelo Roberto acuden cada fin de semana a este local. Viernes desplazГЎndolo hacia el pelo sГЎbados, desprovisto falta, asisten a su citaciГіn con el juego, el deseo y no ha transpirado la atracciГіn. Son swingers: comparten su sexualidad con otras parejas, si bien separado de la cortina para dentro. Llevan 22 aГ±os casados y no ha transpirado desde hace once llevan a cabo esta clase sobre experiencias con dos reglas: solo hay trueque si los 2 quieren y no ha transpirado deberГ­В­an quedarse invariablemente en contacto. En caso de que en cualquier instante alguien no se halla tranquilo, se detiene el transcurso. Alguno nunca puede experimentar por el disfrute de el otro. В«Es vital que la pareja dentro de por la paso con un consenso sobre mГ­nimos: sabiendo lo que se encuentran dispuestos a realizar desplazГЎndolo hacia el pelo lo que noВ», seГ±ala Roberto.

Su comunicaciГіn se basa en el respeto, un aspecto В«esencialВ» en esta clase de parejas. Aseguran que su casamiento se ha visto fortalecido desde que se convirtieron en swingers. В«TenГ­amos intriga por cГіmo es el atmosfera: nos atraГ­a la idea y decidimos probarВ», cuenta Ana: que ha conocido cumplidos ciertos de las sueГ±os mГЎs ocultos. В«A veces te obsesionas con una sujeto, No obstante En Caso De Que te la encuentras aquГ­: realizas el deseo desplazГЎndolo hacia el pelo la fantasГ­a desapareceВ», indica.

A ellos les interesa mГЎs la zona social de el ambiente. В«Nos fascina el sexo: sin embargo nunca somos animalesВ», dice Ana. Les excita el entretenimiento, el tonteo, el ligue que podrГ­an dar con en todo discoteca si estuviesen solteros. No obstante no es asГ­: se encuentran casados y no ha transpirado sobre cortinas de externamente nadie entiende su manera de vida. AsГ­ que la guardan en misterio. Lo que ocurre tras la cortina: despuГ©s de la cortina se queda.

Raquel y no ha transpirado Alberto son más directos. Deben 31 desplazándolo hacia el pelo 35 años y no ha transpirado nunca se consideran adictos al sexo, «pero casi». Acuden de forma habitual a locales liberales: en donde les fascina practicar sexo en grupo. Por las proximidades de una pileta –o en el interior en ocasiones– se juntan dos parejas. O tres. O cuatro. Todo maneras parte del esparcimiento y no ha transpirado una simple caricia facilita la entrada en la fiesta.

Raquel se baГ±a desnuda en la alberca. Alberto la observa entretanto se toma la copa. No serГ­В­a el Гєnico; en la mesa sobre al flanco: la pareja se ha fijado en ella y no ha transpirado se acerca cuando sale del agua. Casi ni se hablan: bastan las miradas para que empiecen a besarse. Cada alguno con la pareja de el otro Incluso que el calor se caldea y pasan a mayores. Un hombre se aproxima desplazГЎndolo hacia el pelo le realiza la caricia a Raquel. La novia le retira la mano. Г‰l no insiste. Un В«noВ» serГ­В­a un В«noВ»: serГ­В­a la regla sagrada en este tipo sobre encuentros.

SofГ­a y AndrГ©s son prГЎcticamente vГ­rgenes en el atmosfera. Con el fin de ellos, al completo empezГі hace 2 aГ±os de vida, cuando SofГ­a accediГі a respetar la fantasГ­a de AndrГ©s sobre verla con otro hombre. В«QuerГ­a hacerle felizВ»: confiesa. Le gustГі: No obstante todavГ­a nunca se ha atrevido a repetirlo. В«Espero que nunca me cueste tanto convencerla como la una diferente vezВ»: bromea AndrГ©s. Encontraron a su invitado a travГ©s de las redes sociales. Cada ocasiГіn son mГЎs numerosas las pГЎginas que aportan en comunicaciГіn a parejas de swingers a travГ©s de la red desplazГЎndolo hacia el pelo que contrastan con el clima de las locales. В«Nos daba un poquito sobre vergГјenza ir a la sala liberal desplazГЎndolo hacia el pelo preferimos la intimidad sobre la casaВ»: cuenta SofГ­a. Sin embargo, no es alguna cosa que recomienden los mГЎs experimentados, ya que no serГ­В­a В«del cualquier seguroВ». В«En las locales te sientes protegido en al completo segundo, sin embargo en residencia existe un mГ­nimo peligro. Al fin y al cabo: no sabes con quiГ©n te puedes encontrarВ», explica Roberto.

MГЃS sobre 100 LOCALES EN ESPAГ‘A

El ambiente swinger se instalГі en EspaГ±a a finales de los 80, cuando Trama abriГі sus puertas en Madrid. 25 aГ±os mГЎs tarde: hay seis locales en la capital y no ha transpirado poquito mГЎs sobre cien en EspaГ±a. Trama bien ha echado el cierre y no ha transpirado sus dueГ±os se han retirado, No obstante sus hijos se han encargado de continuar con el comercio familiar situar otro local como la relato del ambiente madrileГ±o.

Patricia es una de las dueГ±as desplazГЎndolo hacia el pelo ejerce de relaciones pГєblicas en FusiГіn Vip, Algunos de los tres establecimientos sobre la familia. Se encarga sobre enseГ±ar el local a los que cruzan la cortina sin conocer extremadamente bien quГ© van a dar con en el interior. Por un costo de entre 30 desplazГЎndolo hacia el pelo 50 eurillos: cada viernes y cada sГЎbado, son mГЎs de 120 parejas las que entran con ganas sobre divertirse, de las que dentro de un 60 y no ha transpirado un 70 por ciento nunca son habituales. В«Les explico al completo desde cero y les enseГ±o las reglas bГЎsicasВ»: indica. Al completo estГЎ permitido: sin embargo В«siempre desde el respetoВ».

Las swingers: no obstante, nunca son un descubrimiento actual. En la antigua Grecia, las fiestas desplazГЎndolo hacia el pelo las comedias celebradas en honor al dios Dionisos se caracterizaban por el erotismo. Las orgГ­as se desarrollaban en la noche de el solsticio de invierno: en la que varones y no ha transpirado mujeres se disfrazaban de sГЎtiros desplazГЎndolo hacia el pelo ninfas. En ellas: В«mГЎs de uno se atrevГ­a a indagar en inГ©ditos rutas de la sexualidad que en circunstancias corrientes De ningГєn modo hubiera soГ±ado recorrerВ»: igual que asegura el periodista Juan Eslava en su obra apego y no ha transpirado sexo en la Antigua Grecia. Todo por la diversiГіn.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.